Cómo vender más online optimizando tu e-Commerce

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (4 votos, promedio: 4,00 de 5)
Loading...Loading...

¿Tienes un negocio y has creado una página web para él? Si la respuesta es “sí”, seguramente una de tus preguntas recurrentes sea: ¿cómo puedo aumentar mis ventas o conseguir más contactos a través de mi web?

Estamos de acuerdo en que la web de un negocio debe tener un objetivo bien claro: vender. Y si no existe la posibilidad de venta online, entonces el objetivo será presentar de la mejor forma posible nuestros productos y servicios con el fin de que los clientes se pongan en contacto con nosotros y finalmente contraten o compren aquello que ofrecemos. En definitiva, visibilizar y conseguir contactos conduce otra vez a ese objetivo del que hablábamos: vender.

Nuestra tienda digital ha de ser el punto central en torno al que giren y se construyan el resto de estrategias y acciones que llevemos a cabo a posteriori. Debemos tenerla preparada con un buen “escaparate”, con los “estantes y pasillos” bien ordenados y organizados, una “caja registradora” eficaz y segura, y una atención al cliente personalizada y resolutiva. Nuestros compradores tendrán que entrar a visitarnos, encontrar cómodamente lo que buscan, ser bien atendidos, comprar y (si quedan contentos con el servicio ofrecido) recomendar y repetir una nueva compra en el futuro. Todo el proceso debe diseñarse de forma que resulte intuitivo, tremendamente sencillo, rápido y genere confianza y seguridad en los usuarios. Esto lo podemos tener claro en muchos casos para una tienda física, pero ¿cómo se consigue vender más online? Aquí van algunas claves:

Optimización y marketing de buscadores (SEO/SEM)

Esto es algo similar a colocar una tienda física en una concurrida calle comercial por la que pasan multitud de personas. En Internet, estas calles o esos centros comerciales suele tener nombres como “Google”, “Bing” o “Yahoo”. Por supuesto, para conseguir llamar la atención de los consumidores podremos “alquilar” un local ubicado en alguno de los mejores puntos del lugar (SEM), o bien tirar de ingenio y un amplio conocimiento de nuestro mercado y nuestros clientes para que sea nuestro buen hacer lo que nos haga destacar entre los demás competidores y atraer clientes de forma natural sin necesidad de reclamos publicitarios (SEO).

Optimización de la experiencia de usuario (UX)

Como hemos comentado antes, los clientes que entren a nuestra tienda deben sentirse cómodos. Aunque el espacio sea nuevo para ellos, debe estar creado de tal forma que quede bien claro qué es lo que deben realizar para alcanzar el objetivo definido para ellos. Los usuarios también deberán ser conscientes de todas las acciones que pueden llevar a cabo en el sitio web, deberán verse seguros y capaces de entender el sistema y manejar la interfaz por sí mismos. Y además esta experiencia debe ser igual de satisfactoria independientemente del soporte o dispositivo de acceso al e-Commerce. En definitiva, si la web sigue una lógica y una coherencia entre acciones y efectos, así como utiliza una tecnología adaptativa que facilite la navegabilidad y la accesibilidad, resultando comprensible, amigable y agradable en el uso, habrá más probabilidades de éxito. Sucede como cuando alguien entra a una tienda física e identifica rápidamente dónde están las distintas secciones, la colocación de productos tiene un orden y sentido, la zona de caja está siempre localizable y además el establecimiento es incluso bonito.

Implementar elementos propios de un e-Commerce

No solo sirve con tener una estructura de 10 en tu tienda y que todo el mundo este encantado con su estética, distribución de elementos y fantástico servicio. Hay ciertos detalles orientados directamente a la venta en sí que deben ser bien estudiados y trabajados para que el proceso sea redondo y los clientes no duden ni un segundo a la hora de llevar un producto a la caja y cerrar la transacción. Nos referimos al hecho de incluir, destacar y adecuar la presentación de precios, información y características, llamadas a la acción, medios de pago y un largo etcétera de cuestiones que influyen en la decisión final de compra. En el caso de la venta por Internet, esto requiere del uso de una serie de herramientas y técnicas específicas dirigidas al entorno online que dependen de múltiples factores: plataformas y dispositivos de acceso, tipos de productos y servicios, modalidades de distribución y, sin duda lo más importante, las necesidades y la demandas del cliente.

Estos son algunos de los aspectos claves que hay que tener en cuenta para comenzar a trabajar en la optimización del negocio de un e-Commerce. Obviamente, habrá que profundizar dentro de cada uno implementando técnicas específicas y concretas tanto para SEO, SEM, UX, y por supuesto añadir estrategias que funcionen de forma externa al propio sitio web y que ayuden a la consecución de objetivos de marketing y de negocio (como pueden ser acciones en redes sociales, mailing, publicidad display, inbound marketing, marketing de afiliación, marketing de proximidad, etc).

Lo más interesante de invertir en marketing online y en la optimizacion de un comercio electrónico es que no resulta caro en relación a los beneficios y ventajas que reportará ya a corto plazo. Además, si realizas un seguimiento constante de los resultados, podrás averiguar qué es lo que mejor funciona, lo que no y lo que deberás añadir para continuar mejorando.

Haz de tu tienda online un e-Commerce eficiente y rentable y observa cómo crecen tus clientes y tus ventas.

También te puede interesar ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>